Qué restos usar para el compostaje

Si te has animado a realizar compost en casa, debes tener en cuenta algunos consejos para que la mezcla resultante sea todo un éxito y lo puedas usar cómo abono natural. Lo principal: los residuos y la mezcla.

Qué es el compostaje

Se trata de un proceso que imita la naturaleza en la que la materia orgánica se transforma en compost, un abono orgánico de alta calidad. Este abono puede usarse para abonar el jardín, el huerto, …

Lo principal: realizar una buena mezcla de residuos, para que los organisnos vivos realicen el trabajo de descomposición en el compostador.

Qué compostar y qué no

Se empieza a rellenar el compostador con una capa de troncos pequeños, para realizar una base aireada.

Tras esta capa deberemos mezclar:

  • Materia húmeda: restos de alimentos (fruta,…)
  • Materia seca: hojas, poda, césped,…

Qué compostar (sin problemas):

  • restos crudos de verduras y frutas.
  • marro de café.
  • bolsas de infusiones.
  • flores, plantas,…
  • hojas, arbustos,…
  • poda césped
  • hojas

En pequeña cantidad:

  • pieles de plátano y cítricos.
  • papel de cocina.
  • serraduras.
  • aceite.

Qué NO compostar:

  • pescado, carne o huesos.
  • restos de comida preparada. (para evitar malos olores y atraer animales como las ratas).
  • aceites fritos.
  • papel de diario.
  • cenizas de carbón.

La mezcla

Siempre hay que mezclar los restos que se depositan. No hay que hacer capas de materiales frescos y húmedos o capas de materiales secos intercaladas, es decir, tiene que verse todo bien mezclado. Esto no significa que sea necesario remover cada día, si no sólo cuando se deposita una cantidad significante de un mismo material, como por ejemplo el césped cortado o un montón de hojas secas.

Ahora bien, si lo que se desea es aproximarse a la perfección para conseguir un compost equilibrado y de calidad, conviene mezclar la misma cantidad de restos húmedos ricos en nitrógeno “verde” (restos de cocina, hojas verdes, césped recién cortado, plantas del huerto o jardín, etc.) que de restos secos ricos en carbono “marrón” (hojas secas, paja, serrín, ramas trituradas, piñas, etc.).

Si se depositan cada día pequeñas cantidades de materia orgánica, basta con mezclar los restos dentro del compostador una vez por semana y sólo por la capa superior donde se hayan depositado los últimos restos. Una buena forma de remover los restos podría ser, por ejemplo, con un aireador o bien con un horca para airear los restos.

MÁS CONSEJOS

Qué compostador COMBOX elegir

Te has animado a empezar a compostar. Y has decidido provar el compostador modular COMBOX. Pero, ¿cuál elegir?

Debes hacerlo en función de:

  1. La superfície verde y restos a compostar para realizar un abono 100% natural.
  2. Dónde lo quieres ubicar.quecomboxelegir

Cantidad de restos a compostar

A más zona verde (árboles, césped, arbustos…) y residuos a compostar, mayor deberá ser el compostador.

Dónde ubicar el compostador

  • Terraza (suelo pavimentado o con baldosas): Con base.
  • Jardín: Sin base.

Más info en COMPOSTADORES

Qué se necesita para hacer compost

Otoño es el momento ideal para empezar a compostar. Hojas que caen, césped que cortar, restos de alimentos,…

¿El resultado? Un compost natural, abono 100% natural para tu jardín o huerto doméstico.

Pero empecemos por el principio…

Qué se necesita para hacer compost

 

COMPOSTADOR de plástico 100% reciclado y reciclable. Sería un contrasentido que fuera fabricado con materiales vírgenes. COMBOX

AIREADOR DE COMPOST para mezclar, airear e incluso tomar muestras sin abrir ningún conlleva.RESTES

TIJERAS DE PODAR para cortar las ramas pequeñas que se añaden como material estructurante.

PALA para extraer el compost maduro.

BIOTRITURADORA para triturar las ramas demasiado grandes que no se pueden cortar a mano.

CRIBA para separar los restos más grandes o aún no deshechas del compuesto fin ya terminado.

TERMÓMETRO para controlar la temperatura del compuesto en sus diferentes fases.

Ventajas del compost

El compost que se hace en casa tiene múltiples ventajas. Da consistencia a los terrenos arenosos y esponjosidad a los más fangosos. En ambos casos proporciona una textura ideal al terreno y ayuda a retener los nutrientes que antes se perdían. También retiene la humedad con un buen drenaje al mismo tiempo. Está más que comprobado que el compost es un elemento indispensable para evitar la erosión, por ejemplo, de los taludes o los parterres.Close up of hand holding mound of dirt and plant

La propiedad más conocida del compost, sin embargo, es la aportación de nutrientes de manera progresiva. Esto se debe a la degradación, descomposición y transformación de los restos vegetales en un producto asimilable para las plantas, que absorben sus minerales de forma sostenida. Además, durante el proceso de compostaje se neutralizan posibles elementos tóxicos o patógenos. Esto ya lo sabían nuestros antepasados y es por ello que compostaban todos los restos en el antiguo estercolero, mezclando las heces de los animales de granja con los restos de la cosecha.

Al no ser necesarios productos químicos, ya que el compost devuelve a la tierra los nutrientes que ésta necesita, también se incrementa la cantidad de microorganismos beneficiosos para el ciclo natural de la vida. Así, se favorece la vida en el suelo y esto sirve para que las lombrices y otros organismos aireen la tierra, eviten que ésta se compacte y favorezcan, así, el arraigo de plantas y hortalizas.

Qué es el compostaje

El compostaje es un proceso de transformación de la materia orgánica para obtener compost, un abono natural.

Esta transformación se lleva a cabo en cualquier casa mediante un compostador, sin ningún tipo de mecanismo, ningún motor ni ningún gasto de mantenimiento.

La basura diaria que se genera en los hogares contiene un 40% de materia orgánica, que puede ser reciclada y retornada a la tierra en forma de humus para las plantas y cultivos. De cada 100kg de basura orgánica se obtienen 30 kg de compost.

De esta manera se contribuye a la reducción de las basuras que se llevan a los vertederos o a las plantas de valorización. al mismo tiempo se consigue reducir el consumo de abonos químicos.

Por otro lado, cabe también destacar que con el compostaje doméstico se emiten 5 veces menos gases de efecto invernadero que el compostaje industrial para tratar la misma cantidad de restos de cocina y jardín.