Compostaje: la importancia de la mezcla

Cuando compostamos, siempre hay que mezclar los restos que se depositan. No hay que hacer capas de materiales frescos y húmedos o capas de materiales secos intercaladas, es decir, tiene que verse todo bien mezclado. Esto no significa que sea necesario remover cada día, si no sólo cuando se deposita una cantidad significante de un mismo material, como por ejemplo el césped cortado o un montón de hojas secas. El  aireador es el mejor instrumento para remover. RESTES

Ahora bien, si lo que se desea es aproximarse a la perfección para conseguir un compost equilibrado y de calidad, conviene mezclar la misma cantidad de restos húmedos ricos en nitrógeno “verde” (restos de cocina, hojas verdes, césped recién cortado, plantas del huerto o jardín, etc.) que de restos secos ricos en carbono “marrón” (hojas secas, paja, serrín, ramas trituradas, piñas, etc.).

Pero debido a que la producción de unos restos determinados en una época del año u otra varía, no es necesario estar pendiente de mantener la proporción exacta. Eso sí, habrá que guardar hoja seca en un pequeño almacén o cajón cuando tengamos un exceso para cuando no tengamos (por ejemplo, en verano).

Si se depositan cada día pequeñas cantidades de materia orgánica, basta con mezclar los restos dentro del compostador una vez por semana y sólo por la capa superior donde se hayan depositado los últimos restos. Una buena forma de remover los restos podría ser, por ejemplo, con un aireador o bien con un horca para airear los restos.

Compostaje, ¿qué necesito?

compostaje

 

 

 

 

Para hacer compost es necesario:

  • Compostador 100% reciclado y reciclable. Es lo más coherente. Por ejemplo, los COMBOX.
  • Aireador de compost para mezclar, airear e incluso tomar muestras sin abrir ningún conlleva.

Si quieres compostar cantidades más grandes –semiprofesional- puedes añadir:

  • Tijeras de podar para cortar las ramas pequeñas que se añaden como material estructurante.
  • Pala: para extraer el compost maduro.
  • Biotrituradora: para triturar las ramas demasiado grandes que no se pueden cortar a mano.
  • Criba: para separar los restos más grandes o aún no deshechas del compuesto fin ya terminado.

Termómetro: para controlar la temperatura del compuesto en sus diferentes fases.

Más información del compostaje en: www.compostadores.com