Qué se necesita para hacer compost

Otoño es el momento ideal para empezar a compostar. Hojas que caen, césped que cortar, restos de alimentos,…

¿El resultado? Un compost natural, abono 100% natural para tu jardín o huerto doméstico.

Pero empecemos por el principio…

Qué se necesita para hacer compost

 

COMPOSTADOR de plástico 100% reciclado y reciclable. Sería un contrasentido que fuera fabricado con materiales vírgenes. COMBOX

AIREADOR DE COMPOST para mezclar, airear e incluso tomar muestras sin abrir ningún conlleva.RESTES

TIJERAS DE PODAR para cortar las ramas pequeñas que se añaden como material estructurante.

PALA para extraer el compost maduro.

BIOTRITURADORA para triturar las ramas demasiado grandes que no se pueden cortar a mano.

CRIBA para separar los restos más grandes o aún no deshechas del compuesto fin ya terminado.

TERMÓMETRO para controlar la temperatura del compuesto en sus diferentes fases.

La criba, una herramienta indispensable para el autocompostaje

El día que hay que vaciar el compostador es un día especial. Resulta muy divertido que diferentes miembros de la familia o amigos participen en esta tarea.criba

La criba sirve para separar el compost más fino de las partes más gruesas, como ramas, piñas, etc.

Recomendaciones

  • Se apartan los restos de la parte superior que todavía no se han deshecho y se dejan en una carretilla o en el suelo.
  • Se decide cómo y dónde se separa el compost fino de los restos sin deshacer.
  • Si el compost todaví­a conserva su humedad, a cada 3 ó 4 paladas de compost que se tira sobre la criba hay que pasar la mano con un guante para conseguir que sólo el compost acabado y más fino pase a través de los agujeros.
  • Si se quiere, antes de realizar esta operación se puede dejar secar el compost uno o dos días para que se filtre mejor. De todos modos, son tantas las ganas de obtener el preciado material que, seguramente, no querremos esperar ni unas horas. Además, cuando el compost está un poco húmedo, el olor a bosque es tan agradable que compensa con creces el hecho de tener que dedicarle un rato más.
  • Los restos sin deshacer que se han apartado al principio se introducen de nuevo en el compostador junto con las partes más gruesas del compost que han quedado al otro lado de la criba.
  • No hay que preocuparse por los organismos que aparecen desorientados por el suelo, ya que ellos mismos encontrarán el camino hacia el compostador y continuarán trabajando.